CREMA DE GARBANZOS CON LONGANIZA CROCANTE

Es tan poco el aprecio que le damos a las legumbres y tanto, en cambio, el cariño que ellas nos dan. Son todavía económicas, son nutritivas —la mayor fuente vegetal de proteínas— y, lo más importante, pueden ser muy deliciosas.

Además poseen una versatilidad que pocos alimentos tienen: se pueden comer solas y cocidas, si uno no es muy exigente, pero también en contundentes guisos, como parte de coloridas ensaladas, en forma de hummus o pastas, o también como suaves cremas, ideales para diversificar el menú y dejar contentos a niños —quienes a veces demoran en apreciar las virtudes de porotos o lentejas— y gente mañosa, que siempre encuentra excusas para no comerse un plato de garbanzos.

Estas últimas leguminosas son las protagonistas en la crema que propone el chef Joaquín Cerca. Él sugiere cocer los garbanzos en caldo de verduras (acá explicamos cómo hacerlo), lo que dará un resultado todavía más sabroso y profundo. Pero para una versión más exprés, puedes usar garbanzos en conserva: la crema igual quedará deliciosa y el tiempo de preparación se reducirá un montón.

Crema de garbanzos con longaniza crocante

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 ½ taza de garbanzos
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria pelada
  • 1 diente de ajo
  • 3 papas peladas
  • ½ cdta de azafrán
  • 2 lt de caldo de verduras
  • 2 longanizas
  • ¼ de taza de crema de leche
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

  • Remojar los garbanzos en agua por al menos ocho horas —idealmente durante toda la noche anterior— y luego drenar. En una olla, calentar el caldo de verduras. Agregar los garbanzos, subir el fuego y llevar a ebullición. Luego cocinar a fuego lento por una hora y media o hasta que estén blandos.
  • Precalentar el horno a 200ºC y cortar las longanizas muy delgadas. Ponerlas en una lata cubierta con papel aluminio y hornearlas hasta que estén crocantes y secas. Reservar.
  • Mientras tanto, cortar la cebolla, la zanahoria y las papas en trozos medianos. Calentar aceite de oliva en una sartén y dorar las verduras y el ajo. Condimentar con sal, pimienta y azafrán.
  • Cuando las verduras estén bien doradas, agregar una taza del caldo de cocción de los garbanzos para liberar el sabor del fondo de la sartén.
  • Verter las verduras a la olla de los garbanzos y cocinar hasta que esté todo bien cocido.
  • Pasar los garbanzos, las verduras y el caldo a la licuadora y procesar hasta formar una crema lisa y suave. Devolver a la olla, agregar la crema de leche y cocinar a fuego bajo por dos minutos más. Servir y agregar un poco de crema de leche, y decorar con los chips de longaniza.

2024-07-09T19:50:54Z dg43tfdfdgfd